slide

  • Gazte Abertzaleak rechaza el desalojo del Gaztetxe Maravillas y acusa a Geroa Bai de “sabotear el gobierno del cambio para buscar el recambio con el PSN”
  • Ez ikaratu

¡Somos, damos y hacemos lo que nosotras somos! (Clara Zetkin In memoriam)

7 Mar, 2014 Declaración, Feminismo, Igualdad, Noticias seleccionadas

GA_kartela MARTXOAK 8 (1)

“cuando los hombres se callan, es nuestro deber levantar la voz en nombre de nuestros ideales”

Hoy las palabras de Clara Zetkin siguen aún vigentes. Precursora de la reivindicación “del primero de mayo femenino” en 1910 en Copenhague, actualmente es conocido como “el día internacional de la mujer”.

Imágenes y palabras históricas que no pierden vigencia en el 2014 porque la lucha por los derechos de las mujeres es un largo camino por recorrer.

“nuestro trabajo no lo entienden nuestro adversarios, pero tampoco nuestros compañeros”

Este día elegido, donde el morado predomina como símbolo del reconocimiento de nuestros derechos, sigue siendo puntual recordatorio de que las mujeres aun no somos poseedoras de los mismos. El día a día es una constante lucha en esta reivindicación, donde muchas veces las personas que nos rodean no lo tienen como prioridad. No será la primera vez que escuchemos que en el campo de los derechos de las mujeres se han dado pasos muy importantes y que existen males mayores como para que éste pueda quedarse en segundo plano. Es ahí donde encajamos la frase de Clara Zetkin y la subrayamos.

En la tela de araña cubierta de hipocresía donde encontramos ofertas y propuestas de igualdad, se están realizando suficientes esfuerzos para arrinconar el feminismo aduciendo que es una lucha trasnochada. Tenemos que oír otras tantas veces que tanto el machismo como el feminismo son fruto de la misma desigualdad, y que por eso mismo son igual de malas; en este punto debemos recordar que una de las cuestiones que diferencia absolutamente una de la otra, es que hoy por hoy el machismo mata a mujeres.

Y estamos en ese juego. No avanzamos. Jugando con los derechos de las mujeres, sermoneando sobre la paridad, como si ésta en sí misma fuese la garante de los derechos; eso sí, dentro de esta fórmula de juego, los derechos de las mujeres se quedan en manos de decisiones políticas y religiosas.

“la mujer proletaria lucha mano a mano con el hombre de su clase contra la sociedad capitalista”

¿Quién hablará de nosotras cuando hayamos muerto? Nadie (recordando la película de similar título). Es por eso que está en nuestras manos organizarnos y luchar por nuestros derechos. Nadie tendrá en cuenta nuestra palabra si nos hacen desaparecer; si nos hacen callar; si nos esconden por vergüenza.

Y que no nos confundan: el Feminismo está abierto a todas las personas que quieran trabajar y será bienvenida toda aquella persona que quiera acompañarnos en esta lucha; el Feminismo es el latido de libertad que puede abrazar a todo el mundo que se acerque. Recogiendo nuevamente las palabras de Clara Zetkin: “La mujer proletaria lucha mano a mano con el hombre de su clase contra la sociedad capitalista” y es que el feminismo anhela transformar el modelo de sociedad para ofrecer a la sociedad lo que es suyo. Ni más, ni menos. ¡Somos, damos y hacemos lo que nosotras somos!

Tenemos que fortalecer la acción directa: pintemos de morado las miles de barreras que encontremos en la sociedad; coloreemos de morado todos los conflictos sobre igualdad que descubramos en cada lugar; vistamos de morado nuestros corazones ante cada amenaza, violencia o violación; y ante otro golpe, rodeemos con banderas moradas los cuerpos de las mujeres asesinadas.

Necesitamos respuestas claras, organizadas y unidas. Aquí y en todo el mundo. ¡Viva la lucha Feminista Internacionalista!